Expulsiones o la manera europea de acoger refugiados

>> . Publicado en Derecho migratorio y extranjería

retornos contra refugiados

Sigo con atención las noticias en los medios de comunicación acerca de la situación en las fronteras europeas orientales, en los Balcanes y en Grecia. Todo lo relacionado con la llamada crisis de los refugiados, con las medidas de acogida en Europa y España, el rescate de náufragos en las costas griegas e italianas... Recibí con perplejidad en noviembre pasado la noticia, ampliamente difundida, de la llegada de los primeros doce refugiados a España. Me pareció sorprendente el despliegue mediático de una respuesta española irrisoria, ya que se trataba de dar cumplimiento a un compromiso de acogida de 17.000 personas.

Dicho sea de paso, 17.000 de las 160.000 que calcula la Comisión Europea han de ser reubicadas en los distintos Estados de la Unión Europea, a través del conocido “acuerdo de cuotas” de refugiados que trata obscenamente las cifras de personas como si en vez de personas se tratara de mercancías.

Decidí investigar por muy cuenta, pues el exceso de autocomplacencia europea vertido en los medios de comunicación y convenientemente proclamado por las autoridades comunitarias y gubernamentales españolas me resultaba anodino e indigesto. A algunas personas les pudo servir de adormidera moral lo que nos llegaba por las ruedas de prensa y las comparecencias, los titulares y los resúmenes apresurados en los noticieros. Sin embargo, algo me decía, no me pregunten el qué, que no nos contaban toda la verdad.

Decidí ir a las fuentes, a los documentos de la Comisión Europea y enterarme bien de “las medidas dirigidas a responder a la crisis de los refugiados”. Llegué primero a los comunicados de prensa que se pueden consultar públicamente y empecé a investigar en los contenidos y enlaces que se me ofrecían. Parto de los datos actualizados a 23 de diciembre de 2015, fecha del último comunicado público de la Comisión Europea. Esto es lo que he aprendido:

Sigue leyendo

Licencia de Creative Commons
Expulsiones o la manera europea de acoger refugiados by Josetxo Ordóñez Etxeberria is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License

Qué hacemos con el CIE

>> . Publicado en Derecho migratorio y extranjería

Cierre del CIE y alternativas

[En català, a Cristianisme i Justícia] El 30 de octubre, los últimos 4 internos que quedaban en el CIE de la Zona Franca iban a ser liberados, para poder comenzar obras de adecuación en el interior del centro. Ahora que el CIE está vacío sin internos y que las obras acabarán previsiblemente en febrero de 2016, la pregunta es si esta infraestructura debe volver a acoger en 2016 un centro de privación de libertad para migrantes.

Mi respuesta es que no. Porque considero que hay una prioridad mayor en la política migratoria española que el esfuerzo por internar personas para expulsarlas. Me refiero a la crisis humanitaria de los refugiados y las consecuencias que para España tiene el formar parte del acuerdo europeo sobre asilo de las personas llegadas desde Siria, Eritrea, Irak… en los últimos meses.

El pasado mes de septiembre la Comisión Europea anunció que España, es decir el Gobierno central, se ha comprometido a acoger a 14.931 refugiados más de los 2.740 que se le asignó en mayo (de un total de 120.000 previstos). Estas 17.680 personas han de ser atendidas en los próximos dos años.

tv3

Entrevista sobre situació al CIE

>> . Publicado en Derecho migratorio y extranjería

Una radiografia del CIE de la Zona Franca

Abans del seu tancament el proper 2 de novembre, una entrevista a José Javier Ordóñez Echeverría, lletrat del Servei d'Orientació Jurídica (SOJ-CIE) i soci de l'Associació Catalana per a la Defensa dels Drets Humans, desvetlla alguns detalls de l'(in)aplicació de les lleis en els procesos d'expulsió i internament al CIE. Al programa Valors en alça, de Ràdio Mataró i la Xarxa Local de comunicació:

1 juez, 2.000 ciudadanos y 108 diputados

>> . Publicado en Derecho migratorio y extranjería

Derecho subalterno e insurgente

En tres meses consecutivos, tres buenas noticias, relevantes para los que, en Barcelona, trabajamos en el mundo de la privación de libertad de las personas migrantes, de la represión de los movimientos migratorios.

El 26 de mayo de 2015, el Juzgado de Instrucción n.º 1 en funciones de control y vigilancia del CIE de Barcelona dictó un Auto en que revisaba tres aspectos de las condiciones de vida en el CIE que vulneran derechos fundamentales. Recuerda el juez que las personas privadas de libertad en el CIE ven obstaculizada su comunicación y relación con el exterior. Que, en un contexto de custodia policial y bajo reglas de relación de especial sujeción, la atención médica sigue siendo insuficiente y cicatera, denegando pruebas o tratamientos especializados a los internos enfermos si no poseen tarjeta sanitaria (o no pueden pagar una asistencia médica privada...). Que los medios materiales y las infraestructuras del centro son también origen de vulneración de derechos fundamentales al estar ubicada la celda de aislamiento en un lugar de paso, a la vista pública y a escasos metros del acceso al establecimiento no penitenciario.

Precisamente, la resolución judicial exige a las autoridades a que se tomen las medidas necesarias para que estas vulneraciones se acaben. Que se permita a los internos llevar relojes, utilizar y llevar consigo sus teléfonos móviles y ampliar la capacidad de terminales telefónicos públicos al alcance de los internos. Que se dé la asistencia médica completa especializada a las personas enfermas, por más que no tengan tarjeta sanitaria. Que se ubique la celda de aislamiento en otro lugar que respete y proteja el derecho a la intimidad del sujeto a medidas coercitivas de separación del resto de internos.

Deseo detenerme un poco más en esta noticia. La labor de control y vigilancia del Juez es enorme. Aunque sus competencias son estrechas y solamente se circunscriben a las condiciones de estancia durante el internamiento y la afectación de derechos que esa estancia con privación de libertad conlleva. Aunque le ley restringe el margen de acción del juez, éste lo aprovecha.web 20150723 gl tanquemelcieal parlament09

Sin embargo, desde mi posición como letrado en el Servicio de Orientación Jurídica dentro del CIE, la tarea es mucho más ingente si fiscalizamos las decisiones por las cuales las personas son enviadas al CIE. Para mí no se trata únicamente de discernir si los internos deben llevar móvil o no (dos meses después del Auto, los internos ya los pueden utilizar libremente). Para mí, resulta más crucial constatar que una amplia proporción de personas privadas de libertad no deberían haber traspasado el umbral de la puerta del CIE.

No solamente mejoramos las condiciones de estancia sino que denunciamos las decisiones que llevan al CIE a menores de edad, a ciudadanos de la Unión Europea, a padres con menores españoles a su cargo, a cónyuges y parejas de españoles, a jóvenes extutelados por las administraciones públicas, a apátridas, a solicitantes de asilo, a residentes legales de larga duración con tarjetas caducadas, a ciudadanos de países de expulsión imposible (o muy improbable). No puede ser que las brigadas de extranjería de Policía Nacional de forma sistemática soliciten el internamiento cautelar para estas personas, no puede ser que la Fiscalía informe favorablemente al internamiento en estos casos, no puede ser que los Jueces de Instrucción dicten resoluciones de internamiento de estas personas, no puede ser que los abogados defensores se conformen. Los criterios de la Circular 6/2014 no son aplicados en absoluto por la Policía Nacional en las decisiones de internamiento con que me confronto cotidianamente en el CIE.

Frontera Sud d'Europa

>> . Publicado en Derecho migratorio y extranjería

monogràfic sobre CIE i control de fronteres

Al Canal 324 de TV3, el passat 9 d'abril, amb la intervenció com a expert, de l'advocat i filòsof José Javier Ordóñez Echeverría. Podeu veure el programa complert aquí.